Huída del planeta de los simios

Huída  del planeta de los simios es la segunda secuela de la película El planeta de los simios, su premisa es invertir la trama de esta primera película. La película comienza más de 2 años después de que  Taylor y Brent hubieran desaparecido en el espacio, flotando en el Océano Pacífico frente a California y con el personal militar luchando por rescatar a los que estaban a bordo.

Una vez encuentran los restos de la nave tres individuos salen de los restos, pero cuando se quitan sus cascos, el personal militar entra en shock, porque los tres son simios, estos tres viajes espaciales son apresados y colocados en una jaula dentro del zoológico de Los Ángeles.

Cornelius y Zira, la pareja de simios de los primeros 2 films, los que habían ayudado a nuestros protagonistas humanos a permanecer en Planeta de los Simios, y, por otra parte, usaron su nave para viajar a través del mismo agujero espacio temporal y aterrizar en la Tierra de finales del siglo XX, donde son recibidos con una mezcla de fascinación y miedo por la gente que se van encontrando.

Entre el personal militar, hay unos científicos que intentan encontrar una explicación racional para entender como los simios lograron hacerse con la nave espacial de los aeronautas humanos.

A pesar de la fascinación que hubiesen podido crear, rápidamente el doctor Hasslein se da cuenta del riesgo que implican los simios que hablan, y ordena simplemente destruirlos a todos. Al final del film, Cornelius y Zira son perseguidos y brutalmente asesinados, al igual que su bebé. Los últimos minutos se revela que el niño de los simios parlantes, César, sigue viviendo bajo la atenta mirada del amante de los animales Armando, que regenta un circo.